¡Nuestro mayor éxito el 2021!

La salud emocional y física juegan un papel muy importante para poder hacerle frente a las enfermedades.


Se los digo con toda la certeza, científicamente somos energía, estamos rodeados de un campo magnético que nos protege, nacemos con una energía súper fuerte para contrarrestar todo tipo de enfermedades. Esa energía después que nacemos la podemos seguir potenciando manteniéndonos en contacto con la naturaleza.


Así lo hacíamos desde niños: nos bañábamos con agua de lluvia, íbamos a los ríos, a las playas, subíamos árboles o comíamos frutas directamente de ellos, andábamos con los pies en el suelo, manejábamos bicicleta al aire libre, tomábamos mucha agua porque como éramos tan activos, necesitábamos hidratarnos, y todo eso sin saberlo nos energizaba y potenciaba nuestro sistema inmunológico.


Sin embargo, con el pasar de los años estamos atrapados literalmente en una selva de cemento donde no tenemos contacto con la naturaleza. Estamos inundados en tecnología (celulares, tablets, microondas, WiFi, aires acondicionados, antenas, entre muchos otros), estos aparatos están cargados de contaminación electromagnética, que debilita nuestra energía natural.

Son varios factores que influyen y debilitan nuestra protección natural.


1. Tomamos agua sin nutrientes, agua acida, con sedimentos, ya que el agua del grifo viene con exceso de cloro, con sedimentos de las tuberías antiguas, no tiene nutrientes y una de las peores cosas, es que es agua acida perjudicial para el organismo.


2. Respiramos aire acondicionado casi todo el día, y estos emiten iones positivos que es un contaminante electromagnético y debilitan nuestro campo magnético natural.


3. No tomamos sol y dejamos de recibir el infrarrojo lejano adecuado para nuestro organismo.


4. Comemos mal, la nutrición natural es ideal, sin embargo, comemos muchas comidas sintéticas sin contenido nutricional adecuado.


5. Y para ponerle la cerecita al pastel, nuestra salud emocional está súper afectada, ya que no dormimos adecuadamente, nuestro descanso se ve deteriorado producto del estrés y las preocupaciones, haciéndonos cada vez más vulnerable a nuestro cuerpo físico, porque sentimientos como el miedo, la depresión, el mal humor, el odio, son energías negativas y todos los elementos juntos bajan nuestra energía.

Todos estos factores hacen que los microorganismos patógenos que son causantes de las enfermedades como los son virus, bacterias, hongos y parásitos, entren a nuestro cuerpo felices porque encuentran el habitad perfecto para ellos, para reproducirse, para desarrollarse y para hacer simbiosis entre virus con bacterias, hongos con parásitos y allí se forman entonces las enfermedades degenerativas y virus dañinos como el Covid- 19.


Entonces, empecemos a hacer lo que nos corresponde para no ponerle nuestro cuerpo al virus en bandeja de plata.


1. Hidratémonos adecuadamente, preferiblemente agua alcalina y nutritiva.


2. Salgamos a nuestros patios o áreas sociales, respiremos profundamente.


3. Pongamos los pies en la tierra, en la arena, recibamos la energía de la tierra que potencia nuestro sistema inmunológico.


4. Tomemos los rayos del sol.


5. Protejámonos de la contaminación electromagnética.


6. Y sé que lo más difícil es vibrar y mantenernos positivos por los momentos que estamos pasando, pero hay que hacerlo, pensar en abundancia, en serenidad, en agradecimiento.


No les digo con esto que no vamos a tener Covid, pero si les digo que no será fácil para el virus penetrar en nuestros órganos y sistemas, porque el Ph ideal de nuestro cuerpo es de 7 a 7.4 y allí lo debemos mantener, los microorganismos se desarrollan en Ph ácido y es por eso que debemos neutralizar y equilibrar nuestro cuerpo, mente y alma y esto lo logramos siguiendo las recomendaciones.

En lo posible tomemos y comamos productos naturales, evitemos lo más que puedan tomar medicamentos al menos que sean justamente necesarios. Los productos farmacéuticos son químicos que tienen muchos efectos secundarios y que pueden desequilibrar el Ph de nuestros órganos y sistemas, haciéndonos más vulnerables.

Cuando estas tomando 2 o 3 o 4 o 5 medicamentos al mismo tiempo porque uno es para la presión, el otro para la diabetes, el otro para la artritis, el otro para el corazón. ¿Qué creen que pasa? Arreglamos algo, pero dañamos otros, por ejemplo, los AINES son los antinflamatorios no esteroideos (diclofenaco, ibuprofeno, melódicas, etc.), que te alivian el dolor y la inflamación, pero te irritan la flora intestinal ocasionando molestias gástricas fuertes (acidez, náuseas, dolor abdominal, etc.).

¿Y luego de esto qué tenemos que hacer?, nos toca tomar un inhibidor de bomba que puede ser un omeprazol o lanzoprazol para aliviar el problema gástrico y allí se forma la cadena y nos polimedicamos, y al final de nuestras vidas nuestra jubilación es para pagar medicamentos, que no digo que sean malos, solo que no debemos abusar de ellos.


¡Podemos ser saludables, es nuestra decisión!


Puede que el mayor desafío de este 2021 sea cuidarnos, volver a ser nosotros mismos, a la esencia.


¡Sería nuestro mayor éxito!

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
Queremos mantenernos en contacto,
Regístrate aquí:

Aquí estamos:

Urbanización Industrial Los Ángeles, Plaza + Espacio Planta Baja. Bethania, Panamá.

Teléfonos: 397 3742 /

6998-9708

  • Síguenos
  • Facebook icono social
  • YouTube

© 2020 Derechos Reservados Mayolm  Health Center / Desarrollado por Level Up