ASI ME ALIMENTO AHORA

 

Estamos llegando al final del reto. En estos casi 21 días hemos aprendido sobre nuestro cuerpo, nuestra alimentación y cómo debemos empezar la transformación desde nuestra mente.

¿Cómo manejaré el Hambre?

Entendiendo a cuál hambre me estoy enfrentando.

¿Es emocional? ¿Siento tristeza? ¿Vacío?

Entonces leer, caminar hablar con mi mejor amigo me va a ayudar. No necesito comer.

¿Es un antojo o sensorial? ¿Me recuerda ese olor a mi niñez? Entonces disfruto el olor, el color o la sensación de este momento, pero no requiero comerme una cantidad enorme de Pan.

Ya sabes que cuando el hambre es funcional, se va con poco y te apetece comida sana.

¿Empecé a comer despacio? Si aún me cuesta, sé que debo respirar, comer en la mesa, tomarme mi tiempo, meditar, bendecir mi comida y dar la orden de trasformación a esa comida que será parte de mi cuerpo y mi vitalidad.

¿Estoy en movimiento? No puedo esperar a la fuerza de voluntad. Debo poner alarmas, buscar un cómplice, crear el espacio, así podré crear el hábito.

¿Organicé mi espacio? ¿Limpié mi casa?

¿Mi closet? ¿Mi nevera? ¿Saqué todo eso que ni me sirve, me nutre o alimenta?

Cada punto cada clase me lleva a transformarme.

Y al terminar el reto, tendré las herramientas para seguir adelante y lograr mi peso saludable sin volver atrás.

Así me alimento ahora

1.- Como despacio, mastico lentamente y tomo conciencia de lo que estoy comiendo.

Comer es mi momento especial, lo disfruto.

Pueden pasar hasta 20 minutos antes de que el cerebro se entere de que tenemos el estómago lleno; eso quiere decir que, si tardo menos de 20 minutos en acabarme la

comida, la sensación de satisfacción llegará demasiado tarde y ya no me servirá de nada.

2.- Como para nutrirme.  

Veo en cada ocasión de comer, la oportunidad de sanar mi cuerpo, nutrirme, recuperar fuerzas y adelgazar.

  • Reduzco los procesados industriales. Son hipercalóricos, contienen pocos nutrientes, alteran mis mecanismos de saciedad y me hacen comer más de lo que necesito. Las autoridades sanitarias los relacionan directamente con la epidemia de obesidad y de enfermedades como las diabetes.

  • Tomo más alimentos frescos: en general contienen más nutrientes que los procesados y también proporcionan enzimas vivas y bacterias interesantes para nuestra salud.

  • Verduras en todas las comidas. En mayor o menor cantidad, ya que son las claves para aportar micronutrientes, enzimas y fitoquímicos.

  • Como variado. La variedad de alimentos en cada plato, cada día, nos asegura la obtención de todo tipo de nutrientes.

  • Escojo alimentos integrales. La palabra proviene de íntegro, que significa entero. El proceso que convierte un alimento integral en uno refinado abandona multitud de nutrientes por el camino: vitaminas, minerales, ácidos grasos y fibra.

  • Evito las grasas trans Se encuentran, por descontado, en los alimentos procesados, y suelen aparecer en las etiquetas como “grasas parcialmente hidrogenadas”. Están relacionadas con todo tipo de enfermedades circulatorias.

3.- Conozco de alimentos, sé que hay tres grupos importantes de alimentos que incluir en mi alimentación diaria.

  • ¿Cómo obtengo los alimentos de Calidad?

  • Digo sí a las grasas buenas. Son esenciales para la salud. En general se recomienda reducir las saturadas (aunque con excepciones, porque los estudios recientes apuntan que existen algunas grasas saturadas que son buenas), e incrementar las insaturadas: pescado, sobre todo azul, aceite de oliva, lino, aguacate, frutos secos o  semillas son buenas fuentes.

  • Como cantidades suficientes de proteína. Además de encontrarla en la carne, los lácteos, el pescado y los huevos, también está presente en las fuentes vegetales: legumbres combinadas con cereales, frutos secos, soja, quinoa, tofu o amaranto.

  • Como hidratos de carbono de calidad. Son nuestra energía, pero también aportan nutrientes importantes, así que es mejor obtenerlos de los cereales integrales, las legumbres, los tubérculos y la fruta.

4.- Paro de comer antes de saciarme. En muchas culturas, no en la nuestra, se aconseja expresamente dejar de comer antes de llegar a ese punto de estar lleno. Los japoneses creen que cuando se llega al 80% es el momento ideal, en la India es al 75% y los chinos al 70%.

5.- Tomo Agua. Es lo único que necesito para acompañar las comidas, no jugos con azúcar o edulcorantes, solo agua y fruta,

6.- Soy Feliz. Porque elijo lo que quiero comer, a veces me doy una escapada y me como una hamburguesa o una pizza, pero sé que no me pasará nada porque como sano y estoy en movimiento.

  • Además, negocio conmigo

  • ¿Hamburguesa? Sí, ¿Papas fritas y Coca-Cola? No

Así como ahora, así me gusta, así lo elijo

Queremos mantenernos en contacto

Aquí estamos:

Urbanización Industrial Los Ángeles, Plaza + Espacio Planta Baja. Bethania, Panamá.

Teléfonos: 397 3742 / 6998-9708

  • Síguenos

© 2020 Derechos Reservados Mayolm  Health Center