Banners web.png

Banda Gástrica Virtual® al 50%

Precio regular $300 HOY $150

¡Regístrate ya! Y aprovecha el 50% de descuento

Con la BANDA GÁSTRICA VIRTUAL® logras fortalecer tu voluntad, tu mente cambiará, quedarás satisfech@, sin ansiedad y sin rebote. Y es que con la BGV tu estómago se acostumbra a recibir menos comida. ¡Aprovecha ésta Promoción que puedes comprar Hoy con 50% de Descuento.

 

En Mayolm Terapeutas Certificados te orientan para que en un estado de súper conciencia reprogrames tu mente y tu estómago para tratar el hambre, los antojos y la manera de comer.  Sin padecimientos, sin hambre.

 

Aplicamos técnicas de reprogramación de conductas para lograr un cambio estable en los hábitos alimentarios sin volver a engordar al alcanzar el peso deseado.

Evaluación por Coach del Programa:

Que nos permite orientar el Programa Personalizado.

 

Banda Gástrica Virtual®

Método probado a nivel mundial en el cual en un estado de súper conciencia reprogramas tu mente y tu estómago para tratar el hambre, los antojos y a manera de comer.  Sin padecimientos, sin hambre.

 

Libro de Recetas:

Con deliciosas recetas, ricas y fáciles de preparar.

 

3 controles de Refuerzos:

Que garantiza un seguimiento efectivo y personalizado, además de potenciar el efecto de la Banda Gástrica Virtual.

 

Cuadernillo de Seguimiento:

Que contiene las recomendaciones que deben utilizarse durante el proceso.

 

Resultados:

Ya no más hambre emocional, comer bien, y en cantidades justas sin sentir ansiedad, Y sobre todo no volver a engordar.

 

Preguntas Frecuentes

¿Quién realiza las sesiones y la implantación?


MAYOLM Health Center es un centro integral de salud y bienestar, en donde contamos con terapeutas con Licencia Autorizada por parte del Instituto Scharovsky de Banda Gástrica Virtual. Iniciando con la Licenciada Cándida Escorcha (Coach de programas para control de peso), la Licenciada Mayda Olmedo (Gerente General) y la Dra. Yesenia Quintero (Directora Médica), todas terapeutas autorizadas y serán las personas que realizarán la sesiones, contando ya con más de 100 casos de éxito a sus espaldas; nuestras terapeutas se han convertido en grandes especialistas en BGV®, y su trato personalizado y profesional aseguran tu éxito en el difícil camino de perder peso para siempre.




¿Dónde puedo asistir a las charlas y evaluación?


Las charlas y evaluaciones de BANDA GÁSTRICA VIRTUAL® (BGV®) las puede realizar en nuestro centro de atención en Los Ángeles de Bethania., Panamá; o vía online por toda la geografía nacional e internacional, completamente gratis.




¿BGV® es una dieta?


La BANDA GÁSTRICA VIRTUAL® no es una nueva dieta ni un plan alimenticio con restricciones, por lo tanto no compite con ninguna otra dieta o plan de alimentación que el paciente esté siguiendo o decida seguir, muy por el contrario, es la aplicación práctica de las técnicas de introspección, sugestión y reprogramación subliminal de conductas para lograr un cambio estable en los hábitos alimentarios para que pueda cumplir la dieta que haya elegido sin volver a engordar al alcanzar el peso deseado.




¿Para quienes está indicada?


Cualquiera lo puede hacer, salvo los menores de edad o personas con trastornos alimentarios. Una de las funciones de la BGV es para adelgazar desde la mente, al reprogramar el subconsciente y por lo tanto no sustituye en ningún caso al tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico.




¿Implica algún riesgo?


No, al no requerir cirugía, ni anestesia y por tanto sin ningún riesgo o dolor, dado que la Introspección es completamente segura y natural sin contraindicaciones, ni efectos secundarios.




¿Qué efectos tiene?


Es muy efectiva, miles de personas ya lo han realizado en numerosos países, incluso con mejores resultados que con la cirugía, al producirse un cambio de hábitos en la alimentación del paciente, evitando el temido efecto rebote.




¿Qué tipo de dieta hay que hacer?


Ninguna, la BGV se hace sin dieta y sin pasar hambre, comerás de todo y en menor cantidad, de una forma equilibrada tal como lo hacen las personas delgadas, y por tanto dejarás de pensar todo el día en la comida.




¿Banda Gástrica Virtual (BGV®) me va a funcionar a mí?


En general, la respuesta es sí. El índice de éxito es muy elevado (superior al 85%), y tanto si has realizado mil y una dietas, tienes obesidad, sobrepeso o unas pocas libras de más que no consigues quitártelos de encima, Banda Gástrica Virtual (BGV®) es tu método ideal. Además, tiene garantía de éxito si se siguen las pautas. Son ya muchas personas por todo el mundo que han adelgazado sin ningún efecto secundario y sin el efecto rebote. Logra un viejo sueño de los gordos, bajar de peso a partir de la disminución del deseo y de un cambio en las conductas. Puede ser acompañando una dieta o simplemente cuidándose en la elección de las comidas. Y no tiene rebote. Además, se logra la desidentificación del obeso con su tejido adiposo, de manera tal que nunca procure su recuperación tal como dijimos que marca la naturaleza.




¿La implantación de la Banda Gástrica Virtual (BGV®) provoca dolor?


BGV® no es una cirugía y por tanto no tiene ni el costo, ni los riesgos, ni el dolor de cualquier cirugía. Además, debido al hecho que el método está basado en la reprogramación subliminal, recibirás altas dosis de relajamiento y bienestar. Además, no representa ningún tipo de efecto secundario.




¿Por qué los gordos vuelven a engordar una y otra vez?


Porque prácticamente todos alcanzan su objetivo en formas distintas de la PROHIBICIÓN, y esa prohibición engendra el DESEO, que se va acumulando aún más rápidamente que las libras bajadas, provocando un estallido final incontrolable. Y porque la naturaleza ha inscripto en el cerebro de casi todos los mamíferos usa un programa de recuperación de la masa corporal al final de cada sequía o período de hambruna.




¿Es posible bajar de peso y no volver a engordar?


Todos los que tenemos problemas con la balanza hemos bajado una o muchas veces de peso. Pero, sin embargo, estamos gordos y casi podría afirmar, cada vez más gordos. ¿Por qué? ¿Qué hemos hecho mal? Razonémoslo: Si un ladrón de carteras, de bolsos, que lo único que sabe hacer para vivir va a parar durante un mes, un año o cinco años a la cárcel ¿Qué va a hacer al día siguiente de salir en libertad? ¡Robar carteras! Si los gordos no conseguimos modificar nuestra relación con la comida, nuestra voracidad, nuestra obsesión, volveremos a engordar al concluir cada dieta. ¿Y qué hacemos los obesos cuando nos ponemos en dieta? Nos internamos voluntariamente en una cárcel donde nos «portaremos bien» por un tiempo. Lo primero que preguntamos al entrar es: «¿Cuándo se sale? ¿Cuánto tardaré en bajar estos x kilos?» y comenzamos, como los presos, a marcar en la pared los días que nos faltan para volver a comer como antes. Y así nos va…




¿Qué sucede cuando el niño nos dice «No quiero comer más»?


No lo permitimos. Le pedimos o le ordenamos o lo chantajeamos o… todo lo que usted se le ocurra. Inclusive le decimos: «Si te comes todo esto (que ya nos dijo que no le entra) yo te premio con tu pastel favorito (o sea: con más comida). O sea que le enseñamos, prolija y esmeradamente, a desoír a su estómago, a su cuerpo. ¡Y luego nos asombramos cuando no reconoce la saciedad! Y hemos elaborado toda una ideología a partir de estas actitudes: «La comida no se tira», «El plato debe quedar limpio», «No puedes negarte si te convidan algo, es de mala educación», «En el mundo hay mucha hambre, por eso tú debes comértelo todo». Aprendemos a comer hasta que se acaba la comida o hasta que no cabe más. Y siempre «cabe más». Aunque sea este pedacito.




¿Y la cirugía?


La banda gástrica ajustable es un excelente recurso quirúrgico que consiste en dividir el estómago en dos partes, como si fuera un reloj de arena, con una banda o aro que puede ser ajustado aún más desde fuera, de tal manera que la parte que finalmente funcionará como receptor de los alimentos no resulte más grande que dos huevos duros. A partir de ese momento el estómago comienza a funcionar como un reloj de arena: se llena la parte superior con muy poca comida y se torna imposible incorporar más. Solo cuando esta comida es digerida puede atravesar el ajustado camino que permite la banda gástrica. Aun así, hay un porcentaje de pacientes que no adelgazan y aún que engordan. ¿Por qué? Porque desaparece el lugar adonde «poner» la comida, pero continúa intacto el apetito. Porque, contrariamente a lo que la gente supone, el «hambre» no está en el estómago sino en nuestra mente. Y entonces comienzan a comer helados, dulces, etc., llegando en algunas oportunidades a licuar la pizza para digerirla velozmente y poder continuar ingiriéndola.




¿Cuánto tiempo dura el tratamiento?


Con la Banda Gástrica Virtual pretendemos que no sea un tratamiento más, la propuesta es que sea un cambio definitivo en tu vida y que los nuevos hábitos permanezcan por el resto de tu vida. Te ofrecemos un “paquete” donde está incluida la primera cita en donde realizamos el implante y tres controles a realizar cada 15 días de una hora (más o menos dos meses). Si necesitas sesiones adicionales se pueden hacer, sin embargo, con estas 4 citas se logran cambios bastante importantes y tienes la información necesaria para continuar con tus cambios.




¿Qué tiene de diferente la Banda Gástrica Virtual con otros tratamientos?


La mayoría de los tratamientos para bajar de peso se enfocan en restringir alimentos, dietas bajas en calorías y realizar actividad física y no está mal, sin embargo, en muchas ocasiones no es suficiente, la ansiedad por harinas y dulces está en nuestra mente; por esto es importante trabajar desde nuestro subconsciente y lograr un cambio permanente.




¿Hay razones psicológicas que nos hacen engordar?


Cuando los gordos comenzamos una dieta, lo primero que preguntamos es: «¿cuándo se sale?», o sea, ¿cuándo podremos volver a comer de todo? Nuestra actitud es la misma que si hubiéramos entrado en una cárcel o en un sanatorio. Y nos comportamos como presos que van anotando en la pared de su celda la cantidad de días que le faltan para la ansiada libertad. Y maquinamos venganzas y fantaseamos atracones. La clave de toda dieta es la prohibición y según describió Lacán: «La prohibición engendra el deseo».

Y continuamos acumulando presión, hasta que un día algo sucede: la balanza no responde, o nos peleamos con alguien o alcanzamos un determinado peso o se enferma un ser querido, o… (complete usted con lo que desee) y llegamos a un punto de quiebre que yo bauticé como el punto del «Ma’ sí», porque decimos: «Ma’ sí, me cansé. Ahora como y el lunes arranco de vuelta». Y luego decimos «El día ya está perdido» y entonces, todo vale. Comemos cuanta cosa encontremos, en cualquier orden y en cualquier cantidad. Y el alud se precipita, y la bola de nieve no hace, sino que aumentar y si el lunes recomenzamos el martes volvemos a suspender y… otra dieta más para nuestra historia. Y si bajamos cinco kilos en un mes y medio engordaremos siete en apenas dos semanas.

Podríamos comparar comer con comprar con una tarjeta de crédito. Porque en ambos casos hay una distancia entre el momento del placer (comprar, comer) con el del displacer: pagar el resumen, subirse a la balanza. Supongamos que usted ha decidido cuidarse estrictamente en los gastos porque está sobregirado, pero que se tentó y en un centro comercial se acaba de comprar un costoso par de zapatos. ¿Cuál es su reacción natural? Seguramente comenzará a devanarse los sesos para ver en qué puede ahorrar como una forma de compensar y minimizar las consecuencias de su exceso. Seguramente no se le ocurriría decir: «Ma’ sí: la semana ya está perdida» y a continuación comprarse cinturones, carteras, etc.

Y de esa manera obramos los obesos. ¿Estamos locos? No. La razón es que nos comportamos como los presos a cadena perpetua. Si un condenado a cadena perpetua logra escaparse y sabe que inevitablemente lo van a detener en pocos días ¿Por qué se privaría de hacer nada malo? ¿Por qué dejaría de robar, tomar, violar? Si igualmente lo van a detener y devolver a la cárcel y su condena no puede ser mayor.




¿Hay razones naturales para engordar?


Casi todos los mamíferos cuentan con un recurso que les ha servido a través de toda la historia para sobrevivir a sequías y hambrunas: cuando en la pradera, el bosque o el hábitat natural falta el alimento, los animales disminuyen su gasto calórico a niveles inimaginables, y además van perdiendo su peso hasta morir de inanición. Pero. ¿qué pasa cuando la sequía termina y vuelve a haber alimentos?, con los animales que han sobrevivido, ¿aunque estén muy flacos? Un mecanismo atávico que probablemente esté inscripto en el hipotálamo hace que cada uno recupere muy velozmente todo el peso perdido y algo más, como reserva adicional para futuras hambrunas.

Este mecanismo está presente en el género humano y es la explicación a ese fenómeno repetido de que, cuanto más enérgica ha sido una dieta, al dejarla, nos basta con «respirar hondo» y ya engordamos. Además, con cada dieta, nuestro cuerpo aprende cómo defenderse, o sea, como resistir la «hambruna» y como recuperarse (re engordar) más rápidamente.




¿Cuándo empezaré a ver resultados?


Empezaras a ver los resultados desde la primera sesión, iras sintiendo como tu ansiedad por la comida va desapareciendo, como tu foco de atención deja de estar permanentemente enfocado en la comida y aumenta tu motivación, comenzaras a tener unos hábitos más saludables con tu alimentación.




¿Debo tomar algún medicamento?


Ninguno, el tratamiento consiste en cambiar hábitos desde nuestro subconsciente, escuchar las grabaciones diarias en la mañana y la noche, seguir las recomendaciones alimentarias propuestas en el plan de alimentación y asistir a los controles.




¿Puedo hacer el tratamiento en conjunto con mi esposo o una amiga?


Si, la BGV® puede hacerse en pareja. En cada una de las citas sacamos un espacio para hablar de manera individual y la implantación de la BGV® se puede hacer en pareja e inclusive grupos.





Queremos mantenernos en contacto,
Regístrate aquí:

Aquí estamos:

Urbanización Industrial Los Ángeles, Plaza + Espacio Planta Baja. Bethania, Panamá.

Teléfonos: 397 3742 /

6998-9708

  • Síguenos
  • Facebook icono social
  • YouTube

© 2020 Derechos Reservados Mayolm  Health Center / Desarrollado por Level Up